ÍndicePortalRegistrarseConectarseFAQBuscar
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» asdasdasd
Vie Jul 31, 2015 6:26 pm por Izaya

» sadasdas
Vie Jul 31, 2015 6:24 pm por Izaya

» asdajsdiajsd
Vie Jul 31, 2015 6:24 pm por Izaya

» Postea hasta el 7,777
Vie Jul 31, 2015 6:19 pm por Izaya

» Hm... Esto...
Vie Jul 31, 2015 6:13 pm por Izaya

» Afiliacion NA
Dom Nov 17, 2013 4:58 am por Micaela

» Una pena
Sáb Oct 13, 2012 1:41 pm por Yukina

» Ficha Ninja: Yukina Tasogare Hiei
Dom Sep 23, 2012 10:34 pm por Yukina

» I'll crystallize your heart~♥♪
Miér Jun 13, 2012 11:49 pm por Sylvia~

Redes Sociales


Unete a nuestras redes sociales y enterate de lo ultimo en noticias y actualiaciones del foro, no te quedes atras ¡se parte de nuestro grupo!

Mejores posteadores
Bianca (2209)
 
Minato Namikaze (1933)
 
HEllsing (1922)
 
Vormund Hexenkessel (1897)
 
Nino-san (1680)
 
Frau (1559)
 
Eisuke (1502)
 
Minato Arisato (1464)
 
Lavi (1390)
 
Harleen Quinzel (1311)
 
Estadísticas
Tenemos 314 miembros registrados.
El último usuario registrado es Izaya

Nuestros miembros han publicado un total de 43256 mensajes en 1510 argumentos.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 46 el Dom Abr 10, 2016 10:31 am.

Comparte | 
 

 Atacando Kusagakure no Sato.

Ir abajo 
AutorMensaje
Byakuran
Tsuchikage
Tsuchikage
avatar

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 07/09/2011
Edad : 27

~ Dato Shinobi ~
Clan o Arte ~: Uchiha
Especialidad ~: Senjutsu
Situación Sentimental ~: Solter@

MensajeTema: Atacando Kusagakure no Sato.   Dom Sep 11, 2011 3:06 pm

[Vientos de Cambio]


Demonios… ¿Cuánto tiempo había pasado desde que logró escapar? No lo suficiente y aún así demasiado, recordaba con total exactitud el día de su liberación con temor a ser devuelto en cualquier momento a aquel angosto y desolador lugar. Sabía que eso no era posible en forma alguna, ya que él mismo se había encargado de eliminar la existencia de cada uno de los shinobis y científicos que habían trabajado en aquel proyecto de intenciones dudosas. Nadie conocía aquella parte de su artificial y vacía existencia, nadie que estuviese vivo al menos, o eso pensaba Byakuran. El proyecto Ocaso se había mantenido bajo el más estricto secreto por los aparentemente bondadosos señores feudales de las más alejadas tierras de aquel vasto mundo. Mientras las personas morían en cruentas guerras por el control de ridículas porciones de tierra y por poder, los señores feudales, abandonándolos como siempre ocurría en los momentos cruciales, utilizaban todos los recursos y esfuerzos en la creación del “Soldado Definitivo”, el resultado de aquellas investigaciones fue un aparentemente Shinobi al que le llamaron “Byakuran”; mas el proyecto nunca llegó a finalizarse y su tan ansiado sueño se perdió entre las llamas de la corrupción que ellos mismo se habían esforzado en crear, el sujeto escapó antes de tiempo frustrando todos los proyectos de aquellos que gobernaban el mundo con mano dura y manto de hierro impidiendo todo movimiento en su contra con absoluta precisión.

Ensimismado en sus propios pensamientos, Byakuran simplemente pasaba los días en su siempre solitario Despacho esperando algo que diera aliento a su vida, sentía alegría por haber podido escapar, sin embargo, ese sentimiento se confundía en un aletargado estado de quietud y tranquilidad en el que su día a día se había convertido bajo la atenta y discriminatoria mirada del joven. No había imaginado que el exterior sería tan monótono y aburrido como realmente era, en su mente cientos de imágenes se habían formado, imágenes que le mostraban un mundo activo y libre, pero realmente nada de eso era cierto, el mundo tenía miedo, se podía notar en cada rostro, en cada suspiro, en cada aliento de las personas, el medio que les rodeaba al fin y al cabo no era menos desolador, miles de rumores se extendían como la espuma, rumores no muy alentadores a decir verdad, la anterior tranquilidad de la Aldea de Otogakure no Sato parecía haberse esfumado con la llegada de un misterioso y aterrador nuevo Otokage, rumores que decían como la mayoría de las aldeas habían caído frente a ellos; la gente de a pie se preguntaba cuando les tocaría a ellos, mientras que los pocos ninjas que sustentaban a la Aldea con sus misiones temían el posible ataque, creyéndose ciertamente inferiores a ellos en todos los aspectos. Nadie lograba consolar sus aterrados corazones y la desconfianza era la madre del odio, un odio que lentamente era dirigido hacía su inactivado Tsuchikage, que parecía no hacer nada al respecto para evitar tal situación. En realidad, tenían motivos más que suficientes como para culparle de todos los males que le azotaban, al fin y al cabo, a ojos de los demás se limitaba a comer un dulce tras otro mientras mantenía su sádica sonrisa. Algunos decían que estaba aliado con ellos, otros simplemente, que al Kage no le importaba absolutamente nadie, incluso habían unos pocos fieles que seguían aferrados a la idea de que Byakuran tenía un plan que acabaría con dicha amenaza, sin embargo, estos eran los menos numerosos de todos y cada vez las personas salían menos de sus “seguros” hogares, lo que provocaba que la idea de una crisis económica azotara con insistente fuerza a la Aldea.


____________________________________________________________________________________________________________________

Tal y como todos los días, Byakuran se encontraba sentado en su despacho, lugar donde se le podía encontrar con absoluta tranquilidad ante la pasividad que estaba demostrando últimamente, con relativa tranquilidad el shinobi se deleitaba con todos los sentidos de lo que él consideraba la mayor delicia que podía llegar a existir en este mundo. Cuchara en mano y con creciente hambre, el joven dio cuenta con bastante rapidez del sabroso dulce con sabor a fresa que pocos minutos antes se había preparado el mismo. Unos inoportunos golpes en la puerta irritaron sobremanera al Shinobi quien únicamente deseaba poder disfrutar de aquel helado en ese instante, sin embargo, con evidente molestia, hizo pasar al invitado, se trataba de uno de los ANBU que había mandado a investigar el asunto de las recientes “operaciones” llevadas a cabo por el País del Arroz. Con cierta inquietud el shinobi le confirmó lo que ya todos sospechaban, sin embargo, le dijo que no estaba en aquel lugar por ese motivo. Miró nervioso a su alrededor esperando no encontrar a nadie que pudiese importunarlos y, cerrando la puerta tras de sí dijo con calma: “Se trata de ese otro asunto pendiente”. Esas simples palabras captaron toda la atención de Byakuran, quien apartando bruscamente los papeles situados hasta ese momento en su mesa hizo sentarse en la silla al recién llegado. ¿Podría finalmente resolver uno de los miedos que absorbían y consumían la mente del Tsuchikage?



Última edición por Byakuran el Lun Sep 12, 2011 10:36 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Byakuran
Tsuchikage
Tsuchikage
avatar

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 07/09/2011
Edad : 27

~ Dato Shinobi ~
Clan o Arte ~: Uchiha
Especialidad ~: Senjutsu
Situación Sentimental ~: Solter@

MensajeTema: Re: Atacando Kusagakure no Sato.   Dom Sep 11, 2011 3:51 pm

[Buscando la Paz]

Al fin, su único deseo pronto, muy pronto se vería realizado. Las piezas de aquel rompecabezas acababan de encajar, de hacer el tan ansiado “clic” en la hasta entonces cansada mente del ninja. Su vida volvía a cobrar sentido y, si todo salía bien, no solo acabaría con el último de la estirpe de los científicos, sino que dominaría una de las Aldeas menores, la conocida como Kusagakure no Sato. Una sensación de euforia contenida invadió el cuerpo del ninja al recordar las decenas de años sometido a pruebas y tratamientos, generaciones de científicos demasiado racionales en sus trabajos como para apreciar la crueldad de sus acciones. Ellos solo miraban el prometedor futuro que había sido dibujado frente a sus ojos y llevarían a cabo cualquier tipo de acción con tal de conseguir la ansiada tierra prometida.

Alrededor del apresurado ninja se dibujaban cientos de árboles que, raudos, eran atravesados con velocidad por los 3 ANBU acompañantes del también llamado Edge. El Tsuchikage por su parte iba a cierta distancia de ellos con más calma, deseaba deleitarse con el placer de dar por finalizado aquel largo capítulo de su vida; además, los miembros de la Organización habían insistido en ir por delante con tal de evitar una posible emboscada por parte de Renegados o ninjas de otras aldeas enfrentados a Iwagakure no Sato, él había aceptado con ciertas reticencias, pero finalmente se dejó llevar por su insana alegría y accedió.

Ya se encontraban llegando a los límites del País de la Tierra cuando la noche se echó sobre sus cabezas con su frío manto estrellado. El Tsuchikage mandó a uno de los acompañantes a que encendiese una hoguera, sin embargo, estos se negaron con rotundidad. Byakuran, con su típica sonrisa sarcástica y aterradora ordenó mediante un hilo de voz que la encendiesen si no querían ser víctimas de un desafortunado accidente. Con una sobrecogedora sensación de miedo, los ninjas accedieron no sin ciertas quejas no escuchadas por su Líder. Byakuran, se preparó el siempre delicioso helado de fresa que anteriormente no había podido disfrutar por un motivo que primeramente le había parecido irrisorio, mas se había convertido en cuestión de unos segundos en la información más relevante que jamás le había sido otorgada. El Tsuchikage saboreó con delicia la fría masa rosada de su cuenco y recordó el momento en que su vida volvió a dar un nuevo vuelco.

*flashback*

En el Despacho del considerado por todos como líder y gobernante supremo de Iwagakure, así como uno de los ninjas más poderosos que jamás habían existido un nervioso ANBU esperaba cualquier tipo de reacción por parte del Tsuchikage. El aun disgustado Byakuran lo invitó a sentarse de mala gana, esperando que por lo menos la información que se le fuese a plantear supusiese para él una alegría al menos similar al comer aquel helado que derritiéndose miraba goloso.

- Señor, tengo información de alta fidelidad que os concierne de una manera especial en este caso. En primer lugar, he de deciros que se confirman las sospechas sobre Otogakure, al parecer, según he podido averiguar por mí mismo y gracias a informantes anónimos de absoluta confianza para la Aldea, han caído ya Konohagakure no Sato, Kumogakure no Sato, así como varias aldeas de menor importancia como Shimogakure no Sato. Eso es todo por ahora, sin embargo, he apostado por el lugar a numerosos ninjas con la intención de averiguar más sobre este tema.

Impaciente y visiblemente irritado, Byakuran cortó en seco la narración del joven: “¿Qué es eso tan importante de lo que debías informarme?” – eso era lo que le hubiese gustado decir y, en cualquier otro momento lo hubiese dicho, sin embargo, y sin saber muy bien porqué moderó sus palabras a un tono más cordial: ¿Eso es todo?

- No, señor. Hay algo relacionado también con ese otro “asunto” que me mandaste investigar. – la atención que Byakuran prestaba a aquel sujeto incrementó de manera sustanciosa en apenas unos instantes tras escuchar esas palabras. Para tranquilidad del recién llegado, aquel tema era la fuente de toda desgracia que padeció Byakuran y, por doloroso que fuese aun le interesaba saber cómo avanzaba aquel tema. – He descubierto la ubicación de uno de los últimos científicos que trabajaron en el Proyecto Ocaso. Se encuentra en Kusagakure y parece haberse convertido en el Kusakage de la Aldea, tiene bastantes seguidores aunque muy pocos ninjas en su haber, sin embargo, le adoran y veneran como a un Dios, al parecer les ha otorgado muchos beneficios y privilegios desde que está allí.– el ninja calló esperando que sus palabras dieran sus frutos en la maquinadora mente de Edge.

Inclinándose en el respaldo de la silla que presidía el despacho, el ninja recapacitó lentamente sobre aquellas palabras antes de decir nada más.

*fin del flashback*




Última edición por Byakuran el Lun Sep 12, 2011 10:43 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Byakuran
Tsuchikage
Tsuchikage
avatar

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 07/09/2011
Edad : 27

~ Dato Shinobi ~
Clan o Arte ~: Uchiha
Especialidad ~: Senjutsu
Situación Sentimental ~: Solter@

MensajeTema: Re: Atacando Kusagakure no Sato.   Dom Sep 11, 2011 5:03 pm

[La realización de un Sueño]


Por el Este un brillante sol salía con inusitada fuerza arrastrando consigo todo rastro de la reinante oscuridad de la noche. Byakuran observó el encapotado cielo durante unos instantes, sin embargo, pronto se aburrió de su monotonía. Al fin y al cabo, a pesar del posiblemente esplendido día que reinaba en el exterior, en el interior de aquella densa selva que conformaba el conocido como País de la Hierba impedía vislumbrarlo con la suficiente calidad como para detener la vista en él durante más de 3 segundos de su tiempo. Pero en su mente inquieta y siempre pensativa, el terrible conflicto ya narrado por numerosos poetas e intelectuales distraía su mente de manera fugaz e imaginativa. Pensaba en la antagónica relación establecida por el cosmos entre el Sol y la Luna, el día y la noche, o más paradójicamente, incluso el bien y el mal. Sabiéndose por encima de eso, el Shinobi sonrió levemente y, simplemente prosiguió su ya casi terminado camino hacia la Aldea de la Hierba.

Después de unos treinta minutos de marcha a una cierta velocidad, los Shinobis, aún ocultos entre el persistente follaje de aquellos arboles, se situaron a unos pasos de la casi oculta entrada de Kusagakure. Apenas si había unos cientos de personas, entre ellos los dos ninjas que custodiaban la entrada principal a la Aldea. No suponían amenaza alguna para aquellos experimentados ANBU, curtidos en más de mil misiones y poseedores de increíbles habilidades únicas de su Escuadrón. Con una lenta y clara señal de la mano del Tsuchikage, los veloces subordinados de este se lanzaron en un rápido ataque contra dichos guardianes; apenas unos cuantos segundos después los cadáveres de aquellos hombres pasaron a formar parte de los numerosos asesinatos que cada uno de ellos tenía en su haber. Comprobando con tranquilidad si habían alertado a alguien más, al parecer no era así, pues la tranquilidad en el resto de la Aldea era abrumadora. Con la sensación de seguridad que da saberse superior a los demás, el Tsuchikage salió de entre las ramas de un gigantesco árbol de especie no identificada, a su alrededor crecían varios tipos de arbustos y hongos de aspecto venenoso, se dijo a sí mismo que debía tener cuidado al tocar dichos árboles.


Atravesó las puertas ante el terror de los aldeanos que lo veían acompañados de aquellos misteriosos seres enmascarados que vestían aquellos largos uniformes blancos. El aura que se desprendía era ciertamente aterradora para aquellos aldeanos comunes que, acostumbrados a la tranquilidad y estabilidad de sus vidas veían en ellos la fuente de futuros problemas y en cierto modo, tenían razón en sus temores. Su presencia no era casualidad y sus intenciones bélicas. El Tsuchikage alzó bruscamente la voz y dijo: “¿ “Desde este mismo instante reclamó como mías las tierras del País de la Hierba, así como todas sus cosechas y habitantes. Desde este momento la Aldea conocida como Kusagakure no Sato pasa a formar parte directa de Iwagakure.”


El silencio se hizo tras las repentinas palabras del Shinobi, los aldeanos esperaban con impaciencia que su propio Kage se alzará contra los rebeldes y conquistadores parásitos de aquella Aldea. Lo que no tardo en suceder. Un aparentemente honorable anciano, ataviado con una túnica blanca abierta por el centro y apoyado en un robusto bastón de madera negra. Poseía un peliblanco bigote en conjunto con la mata de pelo que coronaba su arrugada cabeza. En conjunto era un anciano de aspecto seco y duro, capaz de soportar cualquier tipo de percance sin salir lastimado apenas. Justo y como Byakuran lo recordaba en su mente; en aquellos mismos instantes la crueldad que había sufrido a manos de aquel científico y ninja se reflejaba con absoluta fidelidad en los opacos ojos del Tsuchikage. Una sonrisa de complicidad asesina se dibujo en la cara del ejecutor quien pronto vería sus ansías cumplidas. Por el contrario, en el rostro del que se hacía llamar “Líder” se marcó una fuerte impresión de sorpresa y un evidente temor le ascendió desde lo más bajo de su espalda en dirección a su ya húmedo de sudor cuello. Un escalofrío que alimento sus temores y pesadillas y que le erizó todo su vello corporal. Sin esperar instante alguno, el científico se lanzó en una ofensiva absurda en dirección al Tsuchikage, los ANBU obligados bajo su juramento se lanzaron en su protección, mas cayeron víctimas de una extraña técnica que el Líder del País de la Hierba había ejecutado, similar al Ninjutsu médico de la mano de chakra, la mano de aquel ninja se había llenado de un viscoso líquido de color negro verdoso. Las partes donde dicha mano había tocado a los ninjas ardían y se consumían ante los agónicos gritos de desesperación que procesaban sin que pudiesen hacer nada para evitar el aciago destino que les esperaba. Cuando todo terminó el Tsuchikage sonrió de nuevo y dijó lentamente: “¿A qué esperas?”. Todo se decidiría por el primer golpe que uno de los dos efectuase sería el que decidiese la victoria hacía un lado u otro. Los ojos del Kage se tornaron de un profundo color rojo sangriento fruto de las investigaciones llevadas a cabo por aquel que ahora se enfrentaba al Fuumetsu Magenkyo Sharingan. Expectantes, tanto el Kage como el Líder de la Aldea esperaban el inminente movimiento de su contrincante, Byakuran preparaba en su Ojo derecho el inextinguible Amaterasu, mientras que el científico se preparaba para crear la veloz cuchilla de chakra venenoso por la cual era conocido. El choque fue brutal, una rapidísima espada de chakra se alargaba hacía el cuerpo de Byakuran, quien apenas unos instantes después enviaba su onda de fuego negro hacía el prendiéndolo al instante. Mas la cuchilla seguía avanzando, por suerte para Byakuran el impactó de su técnica la había desviado lo suficiente como para que simplemente agachándose ligeramente fuese suficiente para evitar dicho ataque. Todo finalmente había finalizado con aquel ataque. Uno de los fantasmas de su pasado había sido confinado para siempre en las eternas llamas del Amaterasu y allí ardería para los restos.


Volver arriba Ir abajo
Byakuran
Tsuchikage
Tsuchikage
avatar

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 07/09/2011
Edad : 27

~ Dato Shinobi ~
Clan o Arte ~: Uchiha
Especialidad ~: Senjutsu
Situación Sentimental ~: Solter@

MensajeTema: Re: Atacando Kusagakure no Sato.   Lun Sep 12, 2011 10:44 am

[Terminada, si hay algún falló o no se cumple el requisito de líneas a completar, mándame un Mp diciéndomelo y se editara (te digo esto por que no se como se vera en tu monitor XD)]
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Atacando Kusagakure no Sato.   

Volver arriba Ir abajo
 
Atacando Kusagakure no Sato.
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Armas de Kirigakure no Sato
» (Liberty Wings) Sousou, Tedi, Redfang D. Cid vs ???
» RESULTADOS PREMIOS WAW 2014
» Sato "Marea Roja"
» CENSO DE JULIO

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
• Shinobi Style ~ :: Mundo Ninja :: Países Neutros :: Kusagakure no Sato-
Cambiar a: